13 ene. 2014

El Papa elige cardenal al aragonés Fernando Sebastián Aguilar

El Papa Francisco ha anunciado este domingo que en el Consistorio previsto para el próximo 22 de febrero serán creados 19 nuevos Cardenales, entre ellos, el aragonés Fernando Sebastián Aguilar, arzobispo emérito de Pamplona y Tudela. Sebastián Aguilar ha sido vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española (1993-1999 y 2002-2005) y Secretario General (1982-1988).


Sebastián Aguilar nació en Calatayud el 14 de diciembre de 1929 y fue nombrado obispo en 1979 por Juan Pablo II. Mons. Ingresó en la Congregación de Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María (Misioneros Claretianos) en Vic (Barcelona) en 1945 y profesó en ella en 1946, según han señalado en un comunicado desde la Conferencia Episcopal.
Fernando Sebastián Aguilar es natural de Calatayud Terminados los estudios filosóficos y teológicos en los Seminarios propios de la Congregación, en Solsona y Valls respectivamente, fue ordenado sacerdote en Valls en 1953 por el cardenal Arriba y Castro. Inmediatamente después fue a Roma a especializarse en Teología. En 1956 amplió estudios en la Universidad de Lovaina (Bélgica) sobre Filosofía contemporánea, Teología fundamental, Teología y Pastoral de los sacramentos.
En 1966 fundó la revista "Iglesia Viva" de la que fue su director hasta 1971 Fue Director de esta revista hasta 1971. Anteriormente había sido miembro de la Sociedad Mariológica Española (1959) y director de la Revista "Ephemerides Mariologicae" (1966). En 1967 comenzó su labor docente en la Universidad Pontificia de Salamanca y en 1970 fue elegido decano de la Facultad de Teología. En septiembre de 1971 fue nombrado rector de la Universidad, cargo que desempeñó hasta 1979. En junio de 2001 la Universidad Pontificia de Salamanca le entregó la Medalla de Oro en reconocimiento a sus servicios como Catedrático, Decano, Rector y Gran Canciller.
Cargos pastorales
En agosto de 1979 fue nombrado obispo de la Diócesis de León por el Papa Juan Pablo II, siendo consagrado obispo en 1979. En septiembre de 1991, siendo arzobispo coadjuto de Granada, fue nombrado por el Papa Juan Pablo II Administrador Apostólico de la Diócesis de Málaga.
En 1992 fue designado Gran Canciller de la Universidad Pontificia de Salamanca y un año más tarde, arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela. Participó en seis Asambleas del Sínodo de los Obispos y formó parte de la Comisión preparatoria para la Asamblea Extraordinaria del Sínodo de los obispos dedicada a Europa. En 1994 intervino en el Sínodo de los Obispos sobre la Vida Consagrada.
En el tiempo comprendido entre el 15 de septiembre de 2003 y el 29 de mayo de 2004 desempeñó el cargo de Administrador apostólico de Calahorra y La Calzada-Logroño. En junio de 2004 fue nombrado presidente del Patronato de la Fundación Pablo VI.
En julio de 2007 el Santo Padre aceptó su renuncia como arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela que había presentado cuando cumplió los 75 años, dando el relevo a Mons. Francisco Pérez González, el 30 de septiembre de 2007. Liberado del gobierno pastoral el Papa Benedicto XVI le confió la dirección de Lumen Dei como superior general durante aproximadamente un año. El 26 de abril de 2012 le fue impuesta la Medalla de Oro de la Fundación Pablo VI.

No hay comentarios:

Publicar un comentario